Adhesiones

El Movimiento Ilustrado es una Campaña Permanente de Alfabetización Cívica, Histórica y Económica. Ha nacido el 1 de enero de 2011 y comenzará a funcionar el 15 de enero de 2012. Está dirigida al público en general.La Iniciativa está integrada, a título personal, por estudiantes, catedráticos y profesionales de cinco Universidades (San Carlos, Galileo, Mariano Gálvez, Marroquín y del Istmo).

Su función es impartir Conocimiento a quienes nunca han tenido acceso a la instrucción formal relacionada con la Historia de Guatemala y el funcionamiento del Estado.

Comenzará a trabajar en la Ciudad Capital, para luego expandirse hacia las afueras del distrito metropolitano, con tanta frecuencia y extensión como resulte posible, durante, al menos, cinco años (2012-2016).

El objetivo fundamental del Movimiento Ilustrado es único e invariable: hacer retroceder el desconocimiento civil, tanto en las áreas urbanas como rurales, sobre todo en los Municipios del Interior de la República.

Los temas específicos que serán impartidos son:

1. Guatemala Siglo XX.
2. Economía y Tributación.
3. Gobierno Constitucional (Constitución de la República).

La metodología utilizada es simple: lección oral asistida con pizarra, marcador y gráficas elementales. En caso de viabilidad, contenido audiovisual.

La duración de las Sesiones de Educación oscila entre las 2 y las 3 horas, y son unitarias, de manera que todos los conocimientos abordados son impartidos en una sola charla. Todos los servicios educativos prestados por el Movimiento Ilustrado son gratuitos.

Sin desmedro de la solidez de los conocimientos impartidos al público en general, el lenguaje utilizado en las Sesiones de Educación es sencillo, de manera que éste resulta accesible a cualquier adolescente o adulto, incluso sin escolaridad. Para evitar la saturación de información, ningún material impreso es distribuido, salvo solicitud expresa.

Las Sesiones de Educación Cívica impartidas por el Movimiento Ilustrado tendrán lugar en Escuelas, Institutos, Salones Municipales, Iglesias o cualquier establecimiento habilitado para ello, y donde exista la anuencia de sus respectivos administradores. Si los medios disponibles lo hicieren viable, habrá campañas de información en plazas, mercados y lugares de alta concentración popular.

El Movimiento Ilustrado es una Iniciativa de naturaleza académica-educativa y espera ser autofinanciable (donaciones, aportes externos). Su sostenimiento dependerá, pro futuro, del público, al no contar con fuente de financiamiento distinta al esfuerzo individual de quienes, de inicio, integran el proyecto.

El Movimiento Ilustrado se basa en los principios fundamentales de Libertad, Igualdad, Humanismo, Verdad Histórica, difusión del conocimiento, divulgación de la Constitución y defensa de la libre autodeterminación económica; y se manifiesta frontalmente en contra del oscurantismo, del engaño y de la manipulación, de cualquier tipo y en cualquier ámbito de la interacción humana.

Salvo impedimento supremo e infranqueable, el Movimiento Ilustrado funcionará de manera ininterrumpida, en tanto las circunstancias materiales disponibles resulten propicias para tal menester.

Información preliminar en el sitio: http://www.movimientoilustrado.org (portal en construcción). Teléfonos (provisionales): 42372399-42374445. Facebook: «Movimiento Ilustrado». Twitter: @auroradelarazon

«Por débil que sea la influencia que mi voz pudiere ejercer en los Asuntos Públicos, el derecho de votar debería ser suficiente para imponerme la obligación de instruirme». Rousseau, Principios de Derecho Político (1762).

Ciudad de Guatemala. Enero de 2011.

«Por débil que sea la influencia que mi voz pudiere ejercer en los Asuntos Públicos, el derecho de votar debería ser suficiente para imponerme la obligación de instruirme».

Rousseau, Principios de Derecho Político (1762).


A los Hijos de la República de Guatemala…

 

 

La más septentrional de las Naciones originarias del Centro de América. Enero de 2011.

En estos días acerbos en que la Obscuridad se cierne sobre nuestras cabezas, y los Hijos de la República de Guatemala buscan la Luz del Entendimiento para evitar el Abismo.

 

 

 

 

 

 

 

***

Los males de nuestros días son tantos que no podría citarlos todos sin agotar la vista de quien lee, o consumir los pocos folios de que dispongo.

Consumado el Descubrimiento, durante tres Centurias luchamos por ser Civilización. Luego, durante una y media nos dejamos someter por el Déspota y el Tirano; el que, de paso, mancilló en algo nuestra recién adquirida Soberanía.

Más tarde, un breve intersticio de Esperanza precedió a la Obscuridad Total y a la Conmoción, acumulando otro medio centenar de Inviernos entre aciertos y desgracias. Sobre todo Desgracias.

Finalmente, en el último cuarto de Siglo hemos decidido dar un paso hacia el costado para ceder sitio al que creímos más capaz que nosotros en los Asuntos Públicos; tiempo en el que vimos a aquél, ya en ejercicio del cargo, retorcer las atribuciones de que fue investido, olvidarse de su mandato y concentrarse en sus propias ambiciones:

Procurarse el máximo beneficio con el mínimo esfuerzo; Enviar a los suyos a estudiar a Madrid, de vacación a París y en sucesivas «misiones diplomáticas» a Nueva York; Incrementar ostensiblemente la propiedad personal; Extenuar las Arcas Nacionales con dispendios propios; Mamar continuadamente del Erario con religiosa puntualidadcada día treinta de mes, y satisfacer luego sus más bajas concupiscencias; no sin antes enajenar con torpeza leonina insuperable nuestras aguas, bosques, metales e hidrocarburos, ultrajar nuestra inteligencia, pisotear nuestro Ordenamiento, ignorar en redondo nuestra indignación y mofarse de nuestras más sublimes Aspiraciones.

Alguna vez nos atrevimos a buscar la Primavera, y soñamos; pero a diez años de plantado el Árbol de la Sabiduría por un Egregio Visionario, la Intervención segó de tajo su robusto tronco, haciéndolo desangrar.

Muchos de nuestros Padres murieron en inanición en los días siguientes, porque nunca pudieron conocer su Fruto, ni comer de él; como tampoco mitigar el dolor del sufrimiento, ni sanar las heridas del odio con su dulce Savia, fecunda en Amor, Libertad y Entendimiento.

El Invasor nunca reconoció su Atrocidad. Sin embargo, seis décadas más tarde, aquél se ha hecho nuestro amigo. Enhorabuena. Al ser Hombres de Noble Valor, el Espíritu de nuestro Presente siempre es más grande que las convulsiones de nuestro Pasado. Hemos perdonado. Baste a cada día su afán.

Felizmente, la Semilla de aquel frondoso Árbol nunca pudo ser del todo extinta, y hoy ha vuelto a germinar en abundancia; pero casi toda está disgregada, y mucha maleza puede hallarse en derredor de ella, haciendo difícil que se la distinga, a menos que se la busque y se la aparte. He aquí el deber a que algunos nos sentimos hoy llamados: encontrarla, escoger la Mejor, diseminarla en Terreno Fértil, cultivarla y obtener una Segunda Cosecha; una más alta, nutrida y duradera. Un Árbol Eterno.

Una vez en pie, es menester hacer que éste se yerga sobre las cabezas de los Hijos de Nuestros Días. No para que aquél les prodigue sombra, sino para que el Néctar que mana de entre su corteza los provea de la Luz de la Conciencia, y que éstos abracen la virtud de plantar más y más Árboles, tantos como los Valles puedan alojar, para que todos los Individuos al amparo de sus Ramas encuentren el Sendero que los libre de la esclavitud de la Ignorancia y de los vicios nacidos de la Indiferencia.

Desde hace una Generación nuestros Hombres se desploman por cientos, abatidos por las balas infames del arma homicida, cuando no degollados por el filo del puñal a manos de bestias humanas; haciendo de estos tiempos los más aciagos y violentos que haya registrado jamás nuestra ya turbulenta Historia.

En el absurdo más grande sobre la Faz de la Tierra, vemos a nuestros Niños desvanecerse por causa de hambre: siendo una Región Agrícola esto es inconcebible, y constituye una burla a nuestro Razonamiento.

Nuestros Ancianos, en tanto, harapientos y famélicos, guardan con añoranza los recuerdos de lo que alguna vez pudimos ser, y nunca fuimos; mientras una gota de Potencia Cósmica brota de sus ojos, inundando sus labios de nostalgia y tristeza. Sus Sueños morirán con ellos.

Lloramos de impotencia.

Ante todas estas lóbregas escenas que compungen nuestras Almas y nos hacen mascullar de fastidio, quiero averiguar si está en el Corazón de los Hombres Gallardos de este Tiempo el prodigar el todo o una parte de su Coraje, Fortaleza, Voluntad, Pensamiento y Amor Infinito, a la causa de la Nación que imagino y que creo posible.

Espero que no me falten las Fuerzas.

 

 

 

 

 

[Introducción Manifiesto]


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.